Ir »
El Confesionario | Entrevistas a autores

Entrevista a "Susanne", autora de El Confesionario
Por: Patricia Castro

"Cuando cumplí 14 años una tía me hizo un regalo que me encantó, me regaló un Diario" - Susanne

Se llama Sofía Alfonso y sus escritos llevan el seudónimo "Susanne". Cuando la invitamos a realizar la entrevista no dudó un instante. Se dispuso plenamente a dialogar, con la misma pasión con la que escribió diversos textos en El Confesionario.

Susanne tiene treinta años y es publicista. Vive en Mérida, una ciudad que se encuentra en México. Desde allí envió sus producciones con el objetivo de compartirlas con nuestra comunidad.

En esta entrevista la autora comparte un cálido diálogo con Patricia Castro, co-editora de El Confesionario.

En principio la gente que conformamos El Confesionario te agradecemos la cortesía de acceder a esta entrevista. Quisiéramos conocer un poco más de vos.
Tengo una familia unida y amorosa: somos tres hermanos y mis padres. Yo vivo aparte.
Mi vida ha sido un poco triste y solitaria aunque nunca me faltó nada eso sí, nunca dejo de sonreír. Te confieso que hay días en los que quisiera echar todo por la borda y comenzar de nuevo pero cuando hay una familia que cuidar (en mi caso un hijo), hay que seguir luchando contra cualquier
monstruo. En el amor para mí, nunca me ha sido del todo correspondido y eso me ha dolido mucho, es por eso la expresión de mis textos.

¿Cuando nació el amor por la escritura?
Cuando cumplí 14 años, una Tía mía me hizo un regalo que me encantó: me regaló un Diario. Estaba sumamente emocionada, excitada, feliz. No sabía como empezar a llenarlo hasta el día que llegó a mi vecindario un chico guapísimo y me flechó. Ahí comencé a relatar mis sentimientos hacia él, me hacía reír y también me hacía llorar y yo soñaba cada noche con él. Lo guardaba en un cajón bajo llave y todos los días escribía algo nuevo o significativo, todo eso quedó plasmado en esas hojas llenas de mi adolescencia.

¿Para vos el hecho de escribir significa un refugio, un escape, un cobijo, anonimato?
Para mí es un escape. Escribir me libera de mis angustias, necesidades, deseos, decepciones y, sobre todo, de mis secretos.

¿En tu país, la gente se vuelca menos hoy a la lectura que años atrás?
Desgraciadamente aquí en México tenemos un porcentaje bajísimo de lectores. Las librerías están llenas de libros maravillosos que muy poca gente conoce y por tanto, no compra. Sí, pienso que la gente lee menos ahora que hace años atrás.

¿Considerás que no se los incita a los jóvenes a la lectura, es un problema de ellos o de la cultura educacional?
No puedo decir eso exactamente, mas sin embargo a los jóvenes les gusta leer, pero no hay una cultura obligatoria (aunque debería de), para infundirles este maravilloso arte desde pequeños y llenar un mueble de libros en casa. ¿Me explico?.

¿Que tipo de libros preferís?
Poesía y Misterio. Extremos, ¿verdad?

¿Cuáles son tus autores preferidos?
Benedetti me mata, Cortázar me llena, Sabines es único, Pita Amor es dura escribiéndole al amor, pero dice la verdad y en cuanto al Misterio Agatha Christie es mi favorita, por ser mujer e inteligente.

¿Tenés algún libro de cabecera?
Tengo los poemas siempre a la mano.
Creo que no podría vivir ya sin un poema, un relato o una novela de misterio.

¿Por último, ¿cuál sería tu mensaje para la gente que le gusta escribir y no se anima a publicar sus escritos?
Que no tengan ni pena, ni temor, ni vergüenza de hacerlo. Escribir mejora tu vida y tu salud. Es tan gratificante recibir correspondencia de otras gentes alabando tus escritos que quieres hacer más y comienzas a hacerte de amigos nuevos, y por que no, de algún amor escondido por ahí y que aún no descubres.

En fin, yo me siento muy contenta de ver como lo que he escrito a algunos les guste y a otros no tanto, pero que si he llegado a sacudir un poquito sus corazones, entonces me doy por bien servida.

Entrevista realizada por Patricia Castro para El Confesionario
Octubre de 2001


Los siguientes escritos de "Susanne", pueden leerse en El Confesionario:

Mi vida loca y mis amores prohibidos
http://www.elconfesionario.net/diario/di13.htm

Sin memoria
http://www.elconfesionario.net/diario/di17.htm

Un pasado llamado Pedro
http://www.elconfesionario.net/diario/di25.htm

Dolor en silencio
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf38.htm

Como me dueles
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf41.htm

Maldita hora
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf49.htm

Rompecabezas
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf91.htm

Resignación, bajo el seudónimo de Nicerata
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf95.htm

Dos segundos
http://www.elconfesionario.net/tuttifrutti/tf105.htm