Ir »
Especial | Entrevista a Margarita Havert

"Entrás a mi casa y ves una parva de diarios"
La directora del periódico zonal Claramente habló con El Confesionario para contar su experiencia

Por Juan Manuel Valentini


Cuando murió su esposo, Margarita Hovert tomó el desafío. Aunque desconocía por completo el periodismo, se propuso mantener el periódico zonal “Claramente”.

“Empecé de cero y traté de salir adelante con el periódico. No sabía nada, pero quería continuarlo y lo logré”, cuenta Margarita. “El primer periódico éramos poquitos escribiendo. Mi prima, el novio, yo y un chico que por suerte nos ayudaba y que sacó las papas del fuego”.

"Nadie que tenga un periódico barrial puede vivir de él, todos tienen otra actividad. "

Hace dos años que Margarita empezó a cumplir su propósito. Claramente se sigue distribuyendo sin costo cada mes en distintos barrios de Capital Federal. Más de 4500 vecinos de cinco barrios porteños acceden a la publicación impresa que se origina en Villa Urquiza.

¿Qué contenidos publican habitualmente?

-Yo recibo mucha información de los barrios. Y publico las notas, algunas entrevistas y cosas que les interesan a los vecinos.

"Empecé de cero y traté de salir adelante con el periódico. No sabía nada, pero quería continuarlo y lo logré"

¿Cómo hiciste para llevar adelante la publicación?

Mi esposo había empezado en el 99`. Cuando falleció traté de seguir el diario. Me tuve que preocupar por saber cómo buscar anunciantes, hacer la distribución, el diseño, etc. También tomé el desafío de hacer la página web: www.claramente.com.ar

¿Alrededor de 5000 diarios debe ser una pila interesante?

(Ríe). Si entrás a mi casa vas a ver una parva de diarios. Yo los busco en distintos viajes. Después los empiezo a contar y luego arranco con la distribución. Algunos diarieros me permiten distribuirlo. Y también lo llevo a distintos negocios, bibliotecas, etc.

¿Podés mantenerlo desde el punto de vista financiero también?

Estuvimos cinco años perdiendo plata. Recién este último mes hice todas las cuentas y gané $ 200. Nadie que tenga un periódico barrial puede vivir de él, todos tienen otra actividad.