En los recovecos de la intimidad suelen quedar palabras encerradas, contenidas. Frases infinitas, ocultadas en silencios. Esta es la oportunidad para compartir los momentos especiales que se nos presentaron en la vida.